Un ejemplo práctico…

En el post anterior te decía que dentro de casa puedes encontrar material abundante con el que elaborar tu propio banco de texturas.

Te voy a mostrar un ejemplo sencillo… unas texturas creadas a partir del motivo que decoraba una caja vintage de la que me enamoré.

Con ella y algunos elementos más compuse un sencillo bodegón, saqué unas fotos y, tras seleccionar la que más me gustaba, me dispuse a editarla. Más abajo te la enseño… También saqué una foto del motivo decorativo de la caja;  con ella elaboré estas tres texturas que te presento a continuación…

montaje-triptico

 

Pues bien, he vuelto a editar la anterior fotografía para ti, aplicando una de las texturas… Fíjate ahora en el díptico con el «antes» y el «despúes»…

sin-textura-con-textura

 

Como, quizás, no lo aprecies suficientemente, te voy a acercar un poquito más la versión con textura…

 

1889-con-textura-version-2

 

 

Y, por supuesto….,  mira la preciosa cajita y descubre de dónde saqué las texturas que, como no podía ser de otra manera, te  dejo para que puedas descargarlas y utilizarlas … Un placer, como siempre!!!

Colección Vintage Love París